I+D+i

Un total de 2,16 millones de euros para la reutilización de agua residual en Cataluña

• El proyecto se centrará en la regeneración de agua residual de los ámbitos municipal, industrial, y agrícola.

• Se llevarán a cabo un mínimo de 13 pruebas experimentales, incluyendo pilotos en banco de pruebas y a escala real, de sistemas de regeneración de agua, con el objetivo de encontrar tecnologías más sostenibles y eficientes y mejorar la gestión del riesgo sanitario vinculado al agua residual.

• El centro tecnológico Eurecat-CTM coordina el proyecto, que cuenta con la participación de los principales centros de investigación y empresas del sector del agua en el ámbito catalán.

 

 

El centro tecnológico Eurecat-CTM coordina un proyecto que supondrá una inversión de 2,16 millones de euros en Cataluña para la regeneración de agua residual de los ámbitos municipal, industrial, y agrícola, mediante la implementación de un mínimo de 13 pruebas piloto de sistemas de reutilización, con el objetivo de superar las principales barreras tecnológicas que limitan la actual implementación de estos sistemas de reutilización de agua residual.

El proyecto, denominado Regireu, cuenta con la participación de los principales centros de investigación del sector, como la Universitat de Girona, el Instituto Químico de Sarriá, la Universitat Politècnica de Catalunya, Leitat y Cetaqua, además de las empresas Hidroquimia, Biología y Filtración, Chemipol y TEQMA. Los usuarios finales son AGBAR, Aigües de Barcelona, y CASSA, Compañía de aguas de Sabadell.

De acuerdo con la coordinadora técnica del proyecto, Montse Calderer, las empresas participantes “tendrán la oportunidad de demostrar y de desarrollar nuevas tecnologías que en un futuro cercano podrán comercializar con una base científica demostrada”, mejorando sus capacidades tecnológicas y ampliando sus oportunidades internacionales.

Todos los pilotos de Regireu estarán situados en el ámbito territorial de Cataluña. Un ejemplo, uno de ellos consistirá en un sistema innovador que combina membranas de filtración de bajo potencial de embrutecimiento con un sistema biológico, para la regeneración de agua residual de origen municipal situado en la depuradora de Quart, en Girona. También se probará un sistema de monitorització de la calidad de agua a tiempo real en la red de agua regenerada de Sabadell.

Entre los resultados que aportará el proyecto figura el desarrollo de sistemas de regeneración de agua residual innovadores, la optimización de los costes de explotación, así como el desarrollo de sistemas de ayuda a la decisión en sistemas de regeneración y sistemas de potencia de alta eficiencia con gestor inteligente para la optimización energética, campos en los cuales se prevé realizar sendas patentes.
También desarrollará tecnología de electro-oxidación de alta eficiencia energética para el tratamiento de aguas del lavado de fruta y un sistema híbrido de filtración por membranas combinado con un sistema biológico con biomasa soportada, una unidad modular e integrada para la regeneración de agua residual de origen industrial y metodología para la gestión del riesgo asociado a la gestión de aguas regeneradas. El objetivo común de todos estos sistemas de regeneración de agua es conseguir agua regenerada de calidad de forma eficiente, eficaz, y sostenible, de bajo coste y sin riesgos sanitarios.

En palabras del responsable de la unidad de tecnología del agua de Eurecat, Xavier Martínez, actualmente se está promoviendo el uso de recursos hídricos alternativos, especialmente a las regiones con pluviosidad baja y de elevada población, como es el caso de Cataluña, “propensas a situaciones de estrés hídrico y donde las prácticas de reutilización de agua residual son más necesarias”.
En este escenario, señala Xavier Martínez, “la implementación de esquemas de reutilización se está imponiendo como una de las estrategias más eficientes para garantizar la resiliencia y sostenibilidad de estas regiones”.

El proyecto Regireu se enmarca dentro de la Comunitat RIS3CAT Aigua, que tiene el objetivo de mejorar la competitividad de las empresas receptoras de las tecnologías investigadas y de los centros de investigación en el sector del agua, generando productos y tecnologías explotables. El presupuesto del proyecto, que comenzó el 1 de julio de 2017 y finalizará a finales de 2020, es de 2,16 millones de euros, con una subvención de 760.000 euros de financiación procedente del Fondo Europeu de Desarrollo Regional de la Unión Europea en el marco del Programa operativo FEDER de Cataluña 2014-2020.